“Medcezir”: Plástica, hueca y fome

Agosto 3, 2016 |
Responsive image

Un buen día, discutiendo sobre el estado de la televisión con mis primos y peleando con ellos porque tienen el hábito de ver Mega sin saber que hay otros 6 canales y otros cuantos más en el cable con un contenido mejor que eso, uno de ellos me dijo que tenía que ver “Medcezir” porque es buena. Yo no se si sea un argumento válido eso de que “es buena”, porque para mi, son solo palabras vacías. Sin embargo, para complacerlo, me senté una noche a ver un capítulo de esta teleserie.

Yo la verdad pensé: “Caamaño, a lo mejor has sido muy duro con las turcas”, “quizá tengan razón y te de una sorpresa”, “vamos, dale una oportunidad”. Mi conciencia casi nunca se equivoca, sin embargo, en esta ocasión viendo varios capítulos de esta novela turca orientada a los jóvenes, pues perdí minutos valiosos de mi vida.

Para empezar, usted sabe bien lo que pienso de las turcas. Al principio con “Las mil y una noches” se entendía porque era la novedad, sin embargo, de un tiempo a este se descontroló y no solo eso, sino que dejaron sin empleo a varios actores nacionales, quienes a falta de proyectos tuvieron que reinventarse en el teatro y de forma silenciosa. De hecho Aline Kuppenheim y Alfredo Castro dejaron de aparecer en televisión por lo mismo, y lamentablemente, Catalina Pulido se vendió al diablo, o sea, firmó con “Intrusos”.

Las turcas arruinaron la industria de las telenovelas no solo acá, donde solamente un canal se lleva todos los actores asfixiando a la competencia, sino que también en Colombia, donde Caracol Televisión sacó de pantalla a su bloque de concursos y lo reemplazó por esas bostas. O México, donde TV Azteca cerró su área de novelas a causa del éxito de “Fatmagül”.

Las turcas son tan malas que la gente común no entiende que son un método de campaña de Erdogan para mantener al pobre pueblo distraido, y también para vender al mundo que Turquía no es como lo pintan en las noticias. En ese país lo que menos hay es democracia y asi lo demuestran los últimos atentados ocurridos en Estambul y Ankara, de los que Mega prácticamente no habló en su noticiero, y el fallido golpe de estado que acabó no solo con muertos, sino que con varios medios de comunicación cerrados.

Pero volvamos a la crítica que nos convoca, luego de esta ilustración de lo que ha pasado y como han influido en la sociedad chilena. “Medcezir” es la versión turca de “The OC” (y no precisamente al revés, señores de Publimetro), una aclamada serie juvenil que en Estados Unidos fue un éxito de sintonía. Como toda novela turca, a la agilidad la mandaron de vacaciones sin retorno a Rusia, porque pasan 20 capítulos para que suceda algo determinante. Tipico del buen Mega, que tiene la costumbre de hacer microcapítulos para estirar al máximo el chicle.

Lo que más me da pavor es que la mayoría de los actores están ahí por su atractivo, no por su talento. Para contrastar traté de verla en idioma original y la verdad sobreactúan tanto que los actores de “La rosa de Guadalupe” son serios candidatos al Emmy al lado de ellos. La mayoría son gente mina, actores bellos, hasta los de más avanzada edad son agradables fisicamente. No hay diferencia entre ningún actor de esta novela, pero bueh. Kanal D, según lo que he investigado, tiene la costumbre de elegir a la gente más preciosa posible para sus novelas. Y a los que no, que lo solucione nuestro amigo don Bisturí, como bien lo saben Televisa y Telemundo.

“Medcezir” es plástica, y además hueca. Hay algunas escenas que prácticamente no tienen sentido, ni son determinantes para el desarrollo. Se que esto es políticamente correcto pero lo que menos hay en las turcas es coherencia. No hay orden claro, ni menos táctica, ni un estilo definido. Y además hay algunas partes en medio del desarrollo que son prácticamente una lata.

La mayoría de los que hoy son actores en Turquía ni siquiera son por mérito propio. Aparte del factor “apariencia”, muchos de ellos (como Beren Saat) son sacados de realities diversos. Es como si el mismo Mega pusiera a algunos de los vagos de mierda de “Volverías con tu ex” a actuar en “Ambar”… oh, WAIT! Eso ya lo vivimos, cuando Mekano y Yingo hacían teleseries y convivían actores profesionales con otros sin talento ni carisma.

La verdad, “Medcezir” no me convenció. Y gana no más porque no tiene competencia. Es dificil encontrar en nuestro país gente con buen gusto y que sea exigente a la hora de ver televisión, ya que muchos ven las novelas de Mega y las mismas turcas no más porque “son entretenidas”, y otros argumentos vacíos. ¿Usted es uno de ellos? ¿Usted es proturcas? Pues escriba en los comentarios no solamente insultos, sino que también argumentos sólidos. Hasta ahora los Megalovers que han venido acá solo se han dedicado a insultar, por lo que prácticamente me cuesta demasiado tomarlos en serio.

Calificación : 0 (Una poronga)

ltsc_nota00

Escala LTSC

escalaltsc