“EoEoEo” y el clasismo musical imperante en los medios

Julio 18, 2016 |
Responsive image

En el formato antiguo de este humilde sitio había hablado de un problema grande que hacía que “EoEoEo”, el festival del invierno de TVN, haya sido una buenísima idea pésimamente ejecutada. Y eso radica en la segregación musical imperante en la actualidad en los medios televisivos, arraigada luego de años de farandulismo y miseria que hoy tiene a la industria en crisis.

Esta semana vimos un cóctel agrio y aburrido consistente en una dosis de desafinadísimos cantantes de cumbia, grupos de cumbia ranchera con más covers que canciones originales y humoristas como el Huaso Filomeno que, perdonenme, han estado bien deficientes. Es más, yo diría que de todos los que se han presentado esta semana, solamente se salvan Zip Zup y León Murillo.

A lo que yo voy es que se ha instalado erróneamente la idea de que “Música popular” es sinónimo de “Música tropical”, y eso aporta a un clasismo en ellos que francamente es insoportable. Piensenlo, en los matinales no existe otro género que no sea la cumbia y sus derivados.

eoeoeorancheraComo si no fuese suficiente, en TVN dijeron que la ranchera era la música más escuchada en Chile. Falacia de las falacias, y eso solo sucede porque no han llegado (todavía, deduzco que aún usan faxes (?)) los índices de Spotify que dicen claramente lo que nosotros estamos escuchando, que dista mucho a lo que ellos creen que la masa prefiere en cuanto a música. De hecho ahorita está liderando “One Dance” de Drake y “Work” de Rihanna también fue número uno en la plataforma más popular de música por streaming. Y obviamente, Chile también fue parte de los países que hicieron de, tanto “Rise” de Katy Perry como “Make Me” de Britney Spears, números uno en iTunes.

¿Tanto cuesta tener en nuestra pantalla música de las grandes ligas? ¿Todavía no se dan cuenta que mucha de la plata que se debió invertir en estrellas de renombre y en potenciar a nuestros artistas, está en la fortuna de Nicole Moreno ganada malhabidamente?

Pues, para algunos, el rock es patrimonio exclusivo de los hombres (ignorando que también hay mujeres que escuchan ese estilo, como por ejemplo, la gran Matilda Svensson), el pop lo es de los gays (por lo mismo los metaleros más acerrimos terminan poniéndonos a todos en el mismo saco) y la cumbia-ranchera-balada es artista exclusivo de la “clase media”. ¿Qué es esto? Segregación. Y a la vez alimenta un estereotipo falso de la gente humilde, apoyada en parte por ejecutivos como Patricio Hernández y autoridades como Virginia Regginato.

Y nosotros acá abogamos por la diversidad de estilos musicales, no unos llevandose la tajada de otros, cosa que ocurre acá desde más o menos el 2010. Por lo mismo, y porque la televisión chilena es tan aburrida que nunca traen a los artistas de primera división, los jovenes terminan viendo porquerías como “Volverías con tu ex”. Y cuando son afortunados, prefieren el cable o Netflix.

Al menos esta semana “EoEoEo” estará musicalmente bancable, puesto que estarán Sinergia!, Consuelo Schuster y se dice que también habrá una cumbre de programas infantiles encabezada por “Cachureos”.